Ya sé que lo he dejado escrito con anterioridad, pero... de este año no pasa.... ya es necesidad.

La cantautora británica LAURA MARLING, pese a su juventud (solo tiene 27 años) se ha ganado a pulso el calificativo de "una de las grandes grandes del folk anglosajón actual".

Y no es que "Semper femina", su último disco, del año pasado, sea muy estupendo; es que LAURA MARLING lleva publicados, en menos de una década, seis discos, todos entre el notable y el sobresaliente. Una artista muy exigente con su trabajo que no compone solo canciones molonas, sino que crea muchas de esas que escuchas diez veces y todavía no te sabes el estribillo y a duras penas las distingues de otras, pero que tienen algo que te engancha y atrae. Calidad y originalidad, va a ser eso; seguramente.

Me he suscrito a su página web para estar bien informado, y con tiempo suficiente, de todos sus movimientos; hasta la he empezado a seguir en Facebook (adelanto: no tiene prevista, de momento, gira ni concierto alguno). ¿Vendrá de gira este año por nuestro país? Crucemos los dedos. Ha venido poco, pero poquísimo, por España, y ya toca verla sobre el escenario.

Buscando más información sobre ella, me entero de que se habla tanto de Joni Mitchell como de Dylan a la hora de citar referencias sonoras; que no procede precisamente del underground: es hija del barón del condado de Gloucestershire (UK); y de que formó parte de Noah and The Wale; y de que en los inicios de su carrera cuando tocaba en pequeños clubes sus dos compañeros fueron Marcus Mumford y Ted Dwayne, vocalista y bajista de los hoy popularísmos Mumford &Sons. Por último, sabemos que es una de las cantantes favoritas de Neil Young, lo que explica que la llevara de telonera en una reciente gira británica y previamente en algún otro concierto.

Aquí la vemos en un live de "Nothing, Not Nearly", canción que cierra su magnífico disco del año pasado, "Semper femina".