MUSICA Y VACACIONES. Cat Power, ¡cuánto nos diste!
Supongo que muchos de nosotros dedicamos las vacaciones -aún más tiempo del habitual- a disfrutar de la music enlatada que más nos gusta y también, que acostumbramos combinar canciones de DISCOS DE ESTE AÑO a las que podemos dedicar por fin el tiempo que merecen (el de Mark Eitzel y el de Chuck Prophet que ya los tenemos un poco machacados de tantas escuchas pero son tan gozadosos, el Jef Tweedy haciendo en solitario sus canciones de Wilco, la imaginativa psicodelia pop de Nick Hakim, el regreso rockero de Peter Parrett que tanto recuerda a Lou Reed, el clasicote dylaniano de Conor Oberst que nunca cansa, el magnífico pop-folk de Aimee Mann y el más tradicional folk/country de Tift Merrit entre los de chicas más o menos folkies; o ya en bandas, la una vez más impecable y raruna entrega de unos Alt J que felizmente parece que nunca se acomodarán, y lo nuevo de mis queridos y aún poco reconocidos Big Thief, o los de Flotation Toy Warning, Elf Power, Mountain Goats, o las maravillas publicadas por Real Estate y The New Year, pero también los de The Feelies, The Proper Ornaments, en fin, está siendo un buen año...) y canciones de DISCOS DEL PASADO que dejaron brillante poso en nuestra memoria más gratificante.

Entre estos últimos, y con tantos kilómetros en coche en la tournée Getxo- Portugal Sur -llegamos hasta Sagres- y viceversa, nos dio para hacer revisión de varios discos viejunos, pero no nos cuesta mucho destacar uno cuya escucha -ayer mismo, regresando de Madrid- nos impactó especialmente, además de por lo sublime de la music, que sigue sonando fenomenal y contemporáneo década y media después, recordando lo enamorados que estuvimos de él y, por qué no decirlo, casi también de ella, de CAT POWER. El discazo es "Are you free", fue publicado en 2.003 por la de Atlanta (Georgia, EEUU), y una de sus muchas canciones inolvidables, al menos para nosotros, es esta "Fool".
Otro folk, otra manera de escribir (desde la sicneraidad más desnuda, y apelando a cosas importantes, y otras menos esenciales, de la vida de todos) y de cantar, de tocar y de sonar (minimalismo, baja fidelidad, lentitud y calma narcótico/hipnótica), era posible a principios de milenio.
Cat Power era entonces una de los nuestros, como lo eran Julie Doiron, Lucinda Williams o Jollie Holland; o como Ellioth Smith, Jason Molina, Bonnie Prince Billy, Smog (ahora Bill Callahan) y Damien Jurado.
Disfruten de las vacaciones si las tienen; y si no, también, disfruten, que para eso están cancionazas como esta. Escuchen, si tienen a bien.