EXPOSICIONES Y CONCIERTOS

Una de las señas de identidad de La Estación es que se trata de un espacio abierto a eventos artísticos y culturales, con especial atención a la música en directo y a las exposiciones, tanto de pintura como de fotografía, comics, etc.

También hemos hecho y/o haremos en La Estación juegos de magia, recitales poéticos, presentaciones literarias, campeonatos de ajedrez... Estamos abiertos a tus propuestas y,  por supuesto y desde ya,  cuenta con que te admitiremos en nuestro facebook como amigo de La Estación.

Este sábado INAUGURAMOS NUEVA EXPOSICIÓN, con las Acuarelas de ANA UNDURRAGA.

Hablaremos de ello, pero decirte que la artista nos ha revelado, en entrevista que te resumiremos mañana o pasado, que “en esta exposición he procurado adaptarme al espacio con que cuenta la Estación de Neguri y mostraré una veintena de obras, pequeñas, medianas y grandes. Tratan en general temas de naturaleza: bosques, árboles, dehesas y encinares por los que suelo caminar. Otros cuadros recogen motivos del entorno cercano, como la ría de Bilbao o de temas costeros".

Todos son acuarelas sobre papel y realizadas de los últimos 2 ó 3 años a la actualidad. Las obras son figurativas, fácilmente reconocibles, impresionista”.

Fue hace más de dos años cuando ANA TRUEBA presentó sus cuadros en nuestro local en expo compartida con otra artista, su amiga Edith Kiriakova. Con ya más de quince exposiciones a sus espaldas esta pintora de Algorta (Getxo), trabaja desde 2.008 fundamentalmente con témpera y óleo, vuelve a La Estación, ya con una expo individual y nos explica en entrevista concedida ayer que “la pintura en mi caso es una expresión de un sentimiento interior fuerte, plasmado a través de los colores, las formas, el espacio y los fondos en un acto de creación personal y privada. Busco pintar las ideas en el espacio con un impacto visual que refleje esa idea principal como flotando o volando”.

“Las ideas que intento trasladar a mis cuadros suelen ser reflejo de mis preocupaciones, como la paz frente a la guerra generalizada o el cambios climático que amenaza a la tierra, y que me inspiran para dar los trazos que representen este sentimiento”.

Le preguntamos si le gusta asistir a museos, galerías, o locales como La Estación a ver exposiciones de otros artistas, y la respuesta no puede ser más rotunda: “voy prácticamente a todas las exposiciones del Bellas Artes y el Guggenheim y con mucha frecuencia a las galerías de Bilbao. Desde niña me ha gustado ir a museos vascos y de todos los lugares que he visitado.

¿Pintores y estilos favoritos?

“Creo que es importante tener un estilo personal, reconocible y diferente que llegue a cada persona a su manera. Mis maestros reales han sido Arturo Martínez Taubmann en el colegio y mi madre Nieves Muñoz, gran retratista y paisajista, cuyas obras aparecen en la Gran Enciclopedia Vasca de pintores. Mis pintores favoritos han sido El Greco y Dalí de pequeña y posteriormente José Barceló , Malevich, Miró y sobre todo Kandinsky”.

¿Y cuáles podrían ser los rasgos principales de tu estilo?

“Creo que puedo ser una pintora con rasgos del suprematismo de Malevich, de la espiritualidad abstracta de Kandinsky y algo de Miró. Ahora busco desarrollar mi estilo y seguir en mi línea, pero en gran formato en el futuro. Hasta ahora he pintado con fondo blanco, formas geométricas y colores puros. Ahora he añadido el plata y fondos cromáticos”.

Para terminar, ¿qué puede esperar ver quien asista a tu expo, qué tipo de cuadros presentas y a qué artistas o movimientos artísticos dirías que se parecen, siquiera un poco?

“Quien viene a ver mis cuadros se sorprenderá al ver un estilo diferente, abstracto y moderno, convertido en una especie de neosuprematismo del siglo XXI. De mi obra han dicho que mis cuadros dan luz y que cada día crecen dando una cierta profundidad espacial. Esta exposición está conformada sobre todo por flores de la paz en distintas formas, son mensajes de paz en el espacio como si fuesen mensajes en una botella para que alguien los reciba e interprete”.

Lo dicho, hoy sábado, 10 de octubre, a partir de las ocho y media, estás invitado/a a la INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN DE OBRAS DE ANA TRUEBA en tu local favorito de Getxo, La Estación de Neguri.

La expo de un artista, FERNANDO BIDERBOST, cuyas obras nos tienen fascinados.

Ya hemos colgado, con la experta y precisa ayuda de Fernando, todos los cuadros y solo podemos decirte una cosa: TIENES QUE VERLOS, esta expo no te la puedes perder por nada del mundo. La impresión que causa el descomunal lienzo de más de dos metros de lado que ocupa casi completamente la pared del escenario tarda lo suyo en disiparse; necesitamos cierto tiempecito de descompresión emocional para contemplar con pausa y deleite el resto de los hasta dieciocho cuadros, de formato de lo más diverso, que conforman esta expo.

"La obra y trayectoria de Fernando Biderbost (Bilbao, 1955) resulta inabarcable en un texto de presentación. La cantidad de exploraciones visuales que ha realizado a lo largo de su carrera son tema de un estudio anplio y reposado que exige de mirada punzante y predisposición de asombro" . Así nos introduce el crítico de arte y pintor mexicano Julio Chávez Guerrero en la figura de Fernando Biderbost.

"Biderbost es pintor de nuestro tiempo, con todo lo que significa en la actualidad practicar una disciplina que avanza por cuenta y riesgo propio en un contexto hostil donde la factura, la disciplina y el oficio más que una distinción, son estigma y lastre ante la mirada llena de prejuicio y desconfianza de lo contemporáneo" asegura el experto.

"En la pintura de Biderbost podemos recuperar la certeza de los sentidos, la seguridad de saber que la pintura es parte de un pensamiento visual infiltrado en esquemas culturales donde los fenómenos de significación no son aislados, sino parte de un todo, de una visión estética en la que la relación de las partes rara vez puede ser captada con la razón instrumental o por los dogmas del pensamiento lineal. En este sentido, la pintura, la que realiza Biderbost, apuesta a implementar complejos sistemas de vinculación visual que difícilmente pueden ser leídos con planteamientos silogísticos, y en esto precisamente radica una de las aportaciones sustantivas de su pintura: en la orquestación de entramados donde el espectador tiene que dar sentido más allá de la anécdota iconográfica o del escrutinio interpretativo para enfrentarse al vértigo de los sentidos y a la inevitable somatización de la vivencia perceptual como medio para llegara a la implementación de conceptos sobre la realidad".

Son un par de elocuentes extractos del texto escrito por el crítico de arte mexicano Julio Chávez Guerrero en el precioso catálogo de la obra de FERNANDO BIDERBOST que nos ha facilitado el propio artista.

Aquí lo dejamos, invitándote al sencillo acto de presentación que haremos esta tarde/noche. Nos vemos.

 

Es una Expo que muestra la obra de dos artistas locales, ROSALÍA DE LECEA Y JOSEBA ELOSEGI, cuyo referente estètico principal podríamos situar en el EXPRESIONISMO, el movimiento contestatario y rupturista surgido en Alemania a primeros de 1.900 y que (en su apartado pictórico) sucedió al -aún hoy celebradísimo- impresionismo y al naturalismo. Hagamos un poco de historia, en plan sencillo y sin pretensión alguna de precisión. El expresionismo refleja la transición desengañada de un siglo a otro, y
antepone la expresión del pensamiento y la emoción del artista frente a la plasmación de la realidad de un modo más o menos personal que caracterizaba a movimientos artísticos anteriores. Los expresionistas buscaban un arte más intuitivo y espontáneo y, por decirlo de algún modo, que en lugar de representar paisajes o hechos trasmitiera emociones y pensamientos, que hurgara en la subjetividad del individuo, en sus sentimientos y emociones. Colores fuertes y poco comunes, la búsqueda de nuevas maneras de expresar el arte y el objetivo de cambiar los parámetros de la vida de entonces, partiendo de una irrenunciable defensa de la libertad individual, en una época tan convulsa como la que vivió la Alemania prebélica y en general la Europa de la primera gran guerra y los años de entreguerras (1918-1939). Se dice que este movimiento reflejó una visión pesimista de la vida, la angustia existencial del individuo y el descreimiento en el desarrollo económico y en la sociedad progresista e industrializada "Mediante la distorsión de la realidad, los primeros expresionistas pretendían impactar al espectador, llegar a su parte más emotiva e íntima" leemos en wikipedia. Lo cierto es que esta definición de los pioneros, no se ajusta a lo que hoy entendemos como expresionismo. Y es que se dio una gran diversidad en el expresionismo con el paso de los años. Desde los grupos germanos Die Brucke y Der Blaue Reiter, los primeros expresionistas, hasta el modernista de Munch o el surrealista de Klee o el abstracto de Kandinski, por citar solo lo más conocido entre nosotros, hay una evolución tan enorme...

VOLVIENDO A LA EXPO QUE HOY INAUGURAMOS, hablemos un poco de los dos artistas que nos mostrarán su obras durante todo este mes de agosto.

JOSEBA ELOSEGI, "autodidacta aunque he tenido muchos maestros" es de Berango y trae una decena de cuadros de diversas épocas de su producción artística, que reflejan su evolución de una época de abstracción y colores más oscuros a otra más luminosa. Trae obras de formato mediano y grande ,en los que vemos bodegones abstractos, si se permite la expresión, algún paisaje, escenas urbanas y marinas...
Preguntado por sus pintores favoritos, los que más han podido marcar su obra, se queda con uno solo, Cezanne. Joseba ELOSEGI, que nos cuenta que "pintar me permite expresarme con libertad y huir del tedio, pinto desde los 18 años, pero nunca he sido un profesional de la pintura", ha expuesto con anterioridad en la Kultur Etxea de Berango y en un par de salas de Bilbao, una de ellas junto a otros pintores. "Después de una larga trayectoria de experiencias en el campo de la plástica, os traigo lo más relevante de mi evolución como pintor, que aunque quizás algo anacrónica refleja todo mi entusiasmo por seguir mejorando día a día".

ROSALÍA DE LECEA, "vasca y catalana, nací en Barcelona y vivo en Getxo y en Barcelona", se queda como referentes principales con los expresionistas alemanes y con Picasso, y nos presenta cuadros abstractos "aunque alguno sea más figurativo". Ha expuesto mucho, y nos destaca las exposiciones realizadas en cuatro salas de la ciudad condal y las varias hechas en Bilbao; lleva algunos años sin exponer, "la ultima fue la que hice en Tamarises, en Getxo", con lo que esta muestra que hoy inauguramos en La Estación le hace "mucha ilusión". Pintar supone para ella un "desahogo, un relax en mi vida, además de un auténtico placer". Esta artista, que probablemente heredó el talento de su padre, que además de arquitecto del ayuntamiento de Bilbao fue afamado pintor, nos atrae una obra colorista y que suscita fuertes emociones en el espectador, al menos así nos lo parece a nosotros.

 

La nueva exposición de La Estación de Neguri se inaugura este sábado 27 de junio.

Consiste en un total de 16 óleos de JESÚS CALVO, artista de Getxo que hasta hace solo dos años no pasaba de ser un gran aficionado a la pintura, un gran estudioso de la obra de pintores españoles del s. XIX y aplicado coleccionista "a plazos", como gusta decir.

Es su primera exposición, sus cuadros son en su inmensa mayoría paisajes coloridos, y los tamaños van desde los 33x24 hasta los 92x73 cms.