Llueve y hace frío más que fresco; ha llegado, tras un tímido verano y con inexplicables prisas, el nuevo otoño que para rematar la faena viene con trazas de, perezoso, eso sí, invierno. Pero llegan también, al menos, nuevos discos otoñales, melancólicos, suaves y aterciopelados. Como este "Music For The Age Of Miracles" que significa el regreso de los británicos THE CLIENTELE; casi los teníamos olvidados tras ocho años de silencio discográfico. Pero seguían ahí, afortunadamente. El primer tema que han dado a conocer del disco que se publicará esta próxima semana es este embriagador y sedoso"The lunar days".

 

No teníamos ni idea: el KRONOS QUARTET ha publicado un disco, "Folk songs" en el que re-interpretan temas del cancionero tradicional anglosajón, acompañados por cantantes que nos gustan tanto como Rhiannon Giddens, Sam Amidom y Natalie Merchant (de 10,000 Maniacs), además de Olivia Chaney (inglesa y folkie; nos suena pero nada más) que comparten sello discográfico (Nonesuch) con el mítico cuarteto que, dentro de la music culta contemporánea -con incursiones en otros territorios, como música barroca, jazz, rock, étnica -desde mejicana hasta paquistaní- o tango, y bandas sonoras (interpretaron "Mishima", con music de Philip Glass)-, ha hecho ya casi de todo y todo bueno, que nosotros sepamos.
El Kronos es de esos contados (grupo, en este caso) intérpretes de music culta tan unánimente reconocidos en todo el mundo que casi desde sus comienzos en 1973, los compositores de mayor prestigio crean obras expresamente para ellos, y hablamos de dioses de la creación musical de las últimas décadas como Arvo Pärt, Henryk Górecki, John Zorn, Steve Reich (inolvidables Kronos Quartet en "Differet trains"), Philip Glass, Terry Riley o Astor Piazzolla.
Apenas hemos escuchado el disco, pero seguro que está más que bueno.
Y no hay oportunidad mala para disfrutar de la Kronos Quartet. Es un modo sencillo y asequible de acercarse a estos monstruos que desde que surgieron rehúyen lo previsible y lo convencional.
Muchos recuerdos nos trae el KQ de cierta época: jóvenes, airados y minimalistas, de cuando hastiados del pop y el rock buscamos aire, una salida, en el minimalismo, en la música antigua, en la ópera, en el ambient, en fin... vaya lío. Que volvemos a la casilla de salida.
Al tema: folk cantado primorosamente en plan música de cámara, con un cuarteto de cuerdas de ensueño. Esta canción es una de las dos cantadas por Natelie Merchant.

Página 1 de 62