Quedan solo dos diítas para el concierto del lunes de Damien Jurado en Donosti. Vamos a coche lleno, o sea que no te podemos ofrecer sitio. De todos modos, si vas, nos vemos.

La verdad es que ya toca incorporar a la lista de mejores canciones de Damien Jurado otra de su último y duodécimo disco largo en estudio, "Visions Of Us On The Land" (2016), que solo habíamos puesto una, "Qachina".

(Venga, en bajito y quede esto entre nosotros: efectivamente, parece que este nuevo disco no tiene los cinco o seis temazos redondos y superemocionantes que cuesta poco encontrar en la mayoría de los discos anteriores de Damien. Y eso que contiene 17 temas que suman 50 minutos de duración, cuando los discos de nuestro cantautor favorito, la mayoría con breves canciones de entre 2 y 3 minutos, rara vez llegan a suponer un total de 40. Pero en este disco que cierra la trilogía que inició Damien con "Maraqopa" (2.012) hay canciones muy chulas. Y seguro que con el paso de las semanas nos acostumbramos, de puro escucharlas una y otra vez, y al final como nos ocurre siempre con los nuevos discos de Damien, este también lo acabamos calificando entre notable y sobresaliente. Por cierto, como han hecho desde que se publicó hace menso de dos meses los medios especializados más prestigiosos en nuestro país, en el suyo y en el resto del planeta. Igual es que somos un poco duros de oido y nos cuesta descubrir la belleza del material nuevo).

Incluímos hace unos días en nuestra lista la espectacular "Qachina", y hoy dudamos entre la que más nos gustó en una primera escucha, "AM, AM", una canción redonda, con teclados y sonidos que remiten al dream-pop; o las intimistas y brevísimas "Kola" y "Prisms", preciosas y sencillas al más puro estilo folk que tan bien ejecuta Damien. Otra de las candidatas a pasar con el número 24 a nuestra lista era "ONALASKA", y es con la que nos vamos a quedar.

Es "Onalaska" una canción estupenda en la que Damien se luce en el trabajo vocal, regalando registros muy diversos de su instrumento más preciado. Parece como si hubiera tres o cuatro cantantes, je. Y es que ¡cómo canta Damien Jurado!
Algunos arreglos de la parte media y última de "Onalaska" (esas teclas que irrumpen en plan casi spaguetti western, y lo mismo ocurre en otras dos o tres canciones del disco) se nos antojan -además de que sean inusuales en la discografía de Damien- bastante feítos (parecen samplers de bandas sonoras o romerías cutres), como ordinarios y previsibles; y nos tiene el asunto un poco mosca. Un tema menor, en todo caso. Somos unos maniáticos, no pasamos ni una.

Venga, feliz sábado, y a disfrutar con esta preciosa canción que es "ONALASKA". Una vez más, nos reafirmamos en que muy pocos cantautores tienen una voz tan personal y reconocible, que además de bellísima, es tan amplia y diversa en registro, como Damien Jurado.