En menos de tres minutos difícilmente pueden plasmarse tantas y tan buenas cosas en una canción como las que despliega DAMIEN JURADO en "Caskets", de "Caught In The Trees" (2.008), que pasa a ser el disco que más canciones (cuatro, con la de hoy) ha aportado hasta el momento a la lista (llevamos seleccionadas 21) de mejores canciones del cantautor de Seattle, al que veremos, por cierto, tocar en directo este lunes en San Sebastián.

Es este un disco menos lúgubre/espartano y más animado/relajado en cuanto a lo musical (melodías, instrumentación, ritmo y tempo...) que obras anteriores de referencia como "The Ghost of David" (2.000), "On My Way to Absence" (2.005) o incluso "And Now That I´m In Your Shadow" (2.006); no así en el apartado lírico, pues las letras de este discazo, tan dolientes y desesperanzadas como acostumbra, son autobiográficas, ya que versan en buena medida sobre lo que le ocurría -y le marcó durante años- cuando las compuso: la separación de la que fue su mujer (y madre de su hijo) durante 13 años.

Pocas veces un songwritter folk como Damien ha estado tan dotado para componer -y dotarlas de bellos arreglos- canciones pop-rock. En sus tres últimos discos (con la inestimable ayuda de R. Swift, amigo y productor influyente) su estilo ha dejado un poco el concepto folk virando a la psicodelia folk-rock y al sonido enmarañado; pero, se nos ocurre ahora, tampoco sería desdeñable que para los próximos álbumes probara Damien con un acercamiento al pop-rock de germen más o menos folkie/cantautor, pensemos en la music del siempre añorado Elliot Smith, de Vetiver, Beachwood Sparks, Matthew E. White, Robert Forster, Destroyer..., ya nos gustaría, ya, ver qué juego darían nuevas canciones de Jurado en esta línea, pero seguramente solo es una idea disparatada.

Ya lo dejó escrito en su tiempo, hace ya años, un crítico (no firma la crónica, no podemos poner su nombre) de la revista web Hipersonica al respecto de algunas canciones de este disco, no sabemos si pensando en este planteamiento o no, pero dicho quedó: "que Jurado puede dejar de ser delicatessen de unos pocos para convertirse en placer de muchos sin que se pierda nada por el camino".

Un aliciente extra de la sabrosa canción de Damien Jurado que ponemos hoy es disfrutar del visionado del video oficial de "Caskets", un cortometraje en toda regla firmado por Matt Daniels.