MIÉRCOLES, ha hecho un día bastante chulo en lo meteorológico, nos alegramos ayer de que el Madrid pasara a semifinales de Champions, y estamos contentos porque cada vez viene más gente a La Estación de Neguri, y porque la nueva expo del pintor bilbaino Pablo Urrutia está gustando mucho, y porque mañana estrenamos por fin la caña de La Salve Munich, la oscura, que tiene un sabor increíble y un color, casi rojizo, flipante..., a ver si agrada tanto como la rubia, que tiene seducida a toda la clientela...

pero nosotros a lo nuestro: SEGUIMOS HABLANDO DEL CANTAUTOR DE SEATTLE (EEUU) DAMIEN JURADO.

¿Una de las canciones que más nos han llegado siempre al corazón, una de esas de amor y despedida casi sin hueco para la esperanza, que Damien Jurado componía tocado por la gracia divina, sobre todo hace años, cuando el asuntito de la relación de pareja le causaba tantos contratiempos y neuras?

Taremos hoy aquí "Everything Trying", del disco "Caugh in the trees", del que llevamos ya varias canciones seleccionadas para la lista de 30 mejores de la discografía del cantautor de Seattle, lo que da una idea del discazo de que estamos hablando.

Hemos pillado, trasteando por la Red, esta traducción al español de "Everything Trying" con buena pinta, y es por ello que la ponemos:

"Te he llamado sólo para decirte que estoy pensando en ti,
pero eso no me hace sentir mejor
porque a través del teléfono no puedo verte
Pero me encantaría volver contigo
y me encantaría volver a navegar junto a ti
Me encantaría volver
y admitir que no fue culpa tuya
Pero estoy ya cansado
y no estoy dispuesto a admitir
que únicamente fui yo el culpable
el único que se equivocó.
Pero me gustaría volver a estar contigo
me gustaría regresar junto a ti
me encantaría volver a navegar junto a ti
Pronto volveré a navegar
en la profundidad de tus ojos azules".

No serán pocos los aficionados al buen cine que hayan conocido a Damien Jurado por esta canción. Aparecía "Everything Trying" en la estupenda "La gran belleza", de Paolo Sorrentino (2.013), y era de lo mejor de su ecléctica banda sonora -por no decir inclasificable o iconoclasta: iba de lo más elegante a lo mas ordinario; de lo más culto y elitista a lo más hortera; de lo más intimista, melancólico y sentimental a lo más extravertido y bailable-, en la que no faltaban grandes momentos musicales.

Si alguna vez escuchas a Damien hacer "Everything Trying" en concierto y coincide que es uno de esos días en que esta canción (que es tan especial para él, siempre lo ha dicho) vence al artista y la voz, la guitarra y la gestualidad de Damien logran trasmitir la emoción que le embarga cuando la interpreta, sabrás lo que es bueno. A nosotros nos pasó una vez, pudimos descubrir dónde demonios estaba el cénit, o quizá el verdadero secreto, de la música en vivo. Cuando nos ponemos estupendos, no nos cortamos ni un pelo, está claro.

Como comentario sobre esta canción, un internauta escribió en el blog de quien subió el video recomendando su escucha:

"Damien es simplemente genial, siempre duele pero siempre también, de alguna manera, alivia".

Cuesta imaginar una manera mejor y más directa de definir el efecto que causa este tipo de canciones de Damien Jurado en sus oyentes más atentos, y por tales nos tenemos.

Hemos estado dudando varios minutos si poner un video de Damien en directo solo con su guitarra y su voz en un teatro parisiense interpretando este temazo hace solo un par de años (teclea en youtube "Everything Trying - Paris Café de la Danse" y puedes verlo), y después, la duda nos ha venido con otro video en el que la recrea de noche en un parque con una cantante (teclea "Sad Songs in Chicago - Damien Jurado & Kelli Moyle"), pero al final nos inclinamos por la versión original del disco, que es tan perfecta, con todo su acompañamiento instrumental y tal, que es imposible resistirse.

"And I would sail back to you"....

y la despedida de la canción, repetida varias veces:

"I'll be sailing on your deep blue eyes..."

Venga, a disfrutar, que no todo va ser fútbol, política y problemillas cotidianos