Así fue el concierto de DAMIEN JURADO EN SAN SEBASTIÁN hace poco más de una semana. Buen video, lo ponemos. Gracias, Jabi Haspi. Ah premio a quien nos vea en el video. El tema que interpretan el de Seattle y su banda es "Working tittles", de su excelente disco "Maraqopa" (2.012). Preciosa canción; por cierto, reparen en el nivel de la discografía de Damien Jurado: no incluímos este temazo en nuestra lista de 25 MEJORES CANCIONES DE DAMIEN JURADO, trabajo que nos llevó varias semanas y muchas horas de documentación, reescucha y escritura. Por algo sería, y es que había tantas canciones pidiendo entrar...

Damien Jurado - Working Titles from Jabi on Vimeo.

Damien, lo comprobamos cada vez que le vemos tocar en concierto, va dejando de mirar a los grandes y convirtiéndose, a base de trabajo y talento, en uno de ellos; disco a disco, cancion a canción, concierto a concierto. Incluso contento nos convence al 100%; incluso feliz hace e interpreta canciones maravillosas. Folk, pop y rock, todo en uno. Por eso es es uno de los mejores cantautores del mundo,sino el mejor. Por eso le queremos tanto, por eso amamos tanto sus canciones. Por eso hoy nos veréis en La Estación con la preciosa camiseta que le compramos ayer.


Así suena DAMIEN JURADO hoy (véase el video que cierra este post).
Con las canciones de su espléndido nuevo disco, con su nueva banda y con su (insólito) nuevo estado anímico, no muy lejano a lo que convenimos a llamar felicidad.

Pudimos verle ayer en concierto San Sebastián, tres años despúes de la última vez, en esta misma ciudad (lo diremos otra vez: ¿POR QUÉ JAMÁS HA TOCADO DAMIEN JURADO EN BILBAO?) y era la tercera ocasión en que lo catábamos con banda (hasta hace bien pocos años, nuestro cantautor favorito hacía sus giras casi siempre en solitario, y más que probablemente, no solo se debiera que su repertorio fuera más folkie y requiriera menos intrumentación en directo).

Pues bien, el concierto de ayer fue EXTRAORDINARIO. Muy roquero, logró mejorar, haciéndolas más asequibles y cercanas las canciones de su nuevo disco (magníficas "Qachina", "Kola" ,"Am, AM", "AM" y "Onalaska"). Y tiró mucho de sus dos obras anteriores: del maravilloso "Maraqopa" (2.012) , además de la titular, cayeron muchas, destacaríamos "Life Away From the Garden", "Return to Maraqopa", "Museum of Flight y "This Time Next Year; y en "Brothers and Sisters of the Eternal Son" (2.014) también se detuvo bastante: podríamos quedarnos con la hipnótica "Metallic Cloud", que hizo en solitario, con "Silver Timothy" y "Jericho Road"). Ya lo habíamos comentado, con esta banda y teniendo en cuenta el sonido de su nuevo disco, lo más lógic es que el repertorio se centrara en sus tres últimos discos. Así fue que, durante casi todo el setde ayer, el mayor protagonismo sonoro correspondió a teclista y baterista.

No, de las viejas viejas canciones de Damien que en la vida olvidaremos, no hizo apenas ayer. Pero nos regaló "Beacon Hill" y, creemos que también "Everything Trying", pero lo cierto es que con las de discos menos recientes, en directo, con la emoción y las cervecitas a cuestas, las confundimos. Y mira que nos las sabemos, pero...

En resumen, un concierto de folk-rock intenso, envolvente, ruidoso por momentos pero no oscuro y bonito y pensamos que sencillo de escuchar todo el rato; en fin, un evento de los de enmarcar, y con la novedad de ver a Damien acompañado de una banda importante. Eran cinco en total: batería, bajo, teclas y ruiditos, y la vocalista que tocaba la eléctrica, además de Damien, como siempre, a la acústica y voz. El concierto consiguió varios efectos:

1) convencer a los incrédulos (nos contamos entre ellos) que DAMIEN ha aprobado su ASIGNATURA PENDIENTE y ha demostrado que puede sonar perfectamente con una banda y que se ha sabido amoldar a ella, reproduciendo con fidelidad, intensidad y crudeza las canciones más "armadas" de sus nuevos discos

2) mostrarnos que la aventura hacia un FOLCK-ROCK cuasiEXPERIMENTAL Y PSICODÉLICO en que lleva embarcado tres discos y cinco años, muy influido por el productor Richard Swift, tiene sentido y funciona dpm muy bien en directo

3) demostrar que desde un estado de ánimo no torturado, incluso relativamente feliz, pueden componerse maravillosas canciones, e incluso interpretarlas con fuerza y pasión. El Damien CONTENTO Y FELIZ que vimos ayer en Donosti nos gusta casi tanto (es que igual o más es imposible) como que el doliente, introspectivo, desgarrador cantando bien fuerte (no como ayer) sus penas y agobios que hasta ahora hemos conocido. Además, nos alegramos por él, nos gustan ver felices a nuestro amigos. Aunque sus canciones tristes y su cantar desbocado nos emocionen (bastante) más.

4) mejor, INTIMISTA Y EN SOLITARIO. Reafirmarnos en que, pese a todo, nos quedamos con el Damien Jurado que toca sus impresionantes canciones solo con su guitarra y cantando como un ángel enviado por Dios para congraciarnos con la vida y con la fe en que hay algo mejor, incluso en la Tierra; con ese hombre urbano de Seattle que parece de campo campo que nos hace pensar en los mejores momentos de Dylan, Young, Townes Van Zandt, Nick Drake, Elliott Smith, Jason Molina, Mark Kozelek... monumentales artistas todos ellos a los que cada vez se acerca más más en genialidad, creatividad y capacidad de emocionar con sus canciones. No vemos techo a este songwritter aún relativamente joven que hace de su profesión (lleva más de 20 años vivendo de la music, publicando con regularidad discos grandiosos y haciendo modestas giras por EEUU y Europa) un auténtico modelo a seguir por los jóvenes cantautores. Empeño, pasión y esfuerzo.Nos quedamos con ese Damien que superconcentrado en el desarrollo de la canción y en como va cayendo cada acorde de su guitarra, canta lento y como queriendo no avanzar, mira hacia el techo buscándose o quizá dejándose ir, para que fluya libremente su inmenso arte, su incomparable capacidad de interpelar al oyente en un espacio, hasta entonces desconocido y no ya solo sonoro sino también emocional, para comunicarse con lo más profundo y misterioso de uno mismo.

Os dejamos con un live muy reciente en París,donde Damien y la banda que vimos ayer en Donosti interpretan uno de los grandes temas del nuevo disco. Ayer sonó igual igual.

Feliz martes a todos/as.

Aquí vemos a Damien con la banda que le acompaña en este gira 2.106 de presentación de su nuevo disco. El escenario es St. Philip’s Church, Salford (UK), una iglesia que programa conciertos de música actual.

El concierto de la foto se celebró el pasado 19 de abril. Hoy, medio mes después, le veremos en San Sebastián. Contamos las horas.

Casi seguro que no cayó esta canción: "Intoxicated Hands", del disco "Where Shall You Take Me?" (2.003), pero no será porque no lo merezca ni porque no nos alucine hasta decir ya. Temazo. Uno de los muchos que no llegó a entrar en las lista top 25, pese a sus obvios merecimientos.

Bueno, ya es domingo, víspera del concierto de DAMIEN JURADO en San Sebastián, y un bonito día, más soleado que nuboso, muy apropiado para cerrar la lista e ir dando por finalizada esta serie de post que ha ido mostrando una selección de 25 DE LAS MEJORES CANCIONES DE LA DISCOGRAFÍA de nuestro cantautor favorito.

En realidad, continuaremos durante un par de jornadas más dando la matraca con este tema que lleva ocupándonos algunas semanas.

Hablaremos de la previa del concierto del lunes, comentaremos, en una reseña al uso, qué tal estuvo la cosa, si cantó tan bien como acostumbra, si por una vez nos convenció del todo Damien tocando con banda, si tiró de repertorio y recordó (¡sí, por favor!) cancionazas “viejas” o se volcó fundamentalmente en material del nuevo disco y de los dos anteriores con los que forma la famosa trilogía…

También presentaremos, quizá mañana mismo, la lista al completo de los 25 temas seleccionados (hemos preparado el cedé correspondiente, un recopilatorio personal).

En fin que nos queda muy poco para dar carpetazo al TEMA DAMIEN. Hoy lo que toca es incorporar la última de las 25 canciones a la lista.

Al grando: se trata de “Maraqopa”, y es la cuarta que llega a nuestra lista del disco del mismo nombre publicado en 2.012, y primero de la trilogía que cuenta como productor con Richard Swift, y que ha cerrado con su disco de este año 'Visions of Us on the Land'.

Llevábamos unos días dándole vueltas a cuál debía de ser la canción que tuviera el honor de dar cierre a esta lista de 25 canciones de Damien Jurado. Creemos que “Maraqopa”, canción titular del disco del que se dijo que era el que más –de la obra de Damien- recordaba a Neil Young es una buena opción. Quedan muchas otras magníficas canciones en el tintero, pero “Maraqopa” es un temazo como la copa de un pino. Pensamos.

Feliz domingo, amigos/as.

Quedan solo dos diítas para el concierto del lunes de Damien Jurado en Donosti. Vamos a coche lleno, o sea que no te podemos ofrecer sitio. De todos modos, si vas, nos vemos.

La verdad es que ya toca incorporar a la lista de mejores canciones de Damien Jurado otra de su último y duodécimo disco largo en estudio, "Visions Of Us On The Land" (2016), que solo habíamos puesto una, "Qachina".

(Venga, en bajito y quede esto entre nosotros: efectivamente, parece que este nuevo disco no tiene los cinco o seis temazos redondos y superemocionantes que cuesta poco encontrar en la mayoría de los discos anteriores de Damien. Y eso que contiene 17 temas que suman 50 minutos de duración, cuando los discos de nuestro cantautor favorito, la mayoría con breves canciones de entre 2 y 3 minutos, rara vez llegan a suponer un total de 40. Pero en este disco que cierra la trilogía que inició Damien con "Maraqopa" (2.012) hay canciones muy chulas. Y seguro que con el paso de las semanas nos acostumbramos, de puro escucharlas una y otra vez, y al final como nos ocurre siempre con los nuevos discos de Damien, este también lo acabamos calificando entre notable y sobresaliente. Por cierto, como han hecho desde que se publicó hace menso de dos meses los medios especializados más prestigiosos en nuestro país, en el suyo y en el resto del planeta. Igual es que somos un poco duros de oido y nos cuesta descubrir la belleza del material nuevo).

Incluímos hace unos días en nuestra lista la espectacular "Qachina", y hoy dudamos entre la que más nos gustó en una primera escucha, "AM, AM", una canción redonda, con teclados y sonidos que remiten al dream-pop; o las intimistas y brevísimas "Kola" y "Prisms", preciosas y sencillas al más puro estilo folk que tan bien ejecuta Damien. Otra de las candidatas a pasar con el número 24 a nuestra lista era "ONALASKA", y es con la que nos vamos a quedar.

Es "Onalaska" una canción estupenda en la que Damien se luce en el trabajo vocal, regalando registros muy diversos de su instrumento más preciado. Parece como si hubiera tres o cuatro cantantes, je. Y es que ¡cómo canta Damien Jurado!
Algunos arreglos de la parte media y última de "Onalaska" (esas teclas que irrumpen en plan casi spaguetti western, y lo mismo ocurre en otras dos o tres canciones del disco) se nos antojan -además de que sean inusuales en la discografía de Damien- bastante feítos (parecen samplers de bandas sonoras o romerías cutres), como ordinarios y previsibles; y nos tiene el asunto un poco mosca. Un tema menor, en todo caso. Somos unos maniáticos, no pasamos ni una.

Venga, feliz sábado, y a disfrutar con esta preciosa canción que es "ONALASKA". Una vez más, nos reafirmamos en que muy pocos cantautores tienen una voz tan personal y reconocible, que además de bellísima, es tan amplia y diversa en registro, como Damien Jurado.

YA ES VIERNES y el cielo está despejado.

Día tan luminoso y bello se merece "Gillian Was A Horse", una de las canciones más pop/rock, de tempo más rapidito y, en general, más animadas de la discografía de DAMIEN JURADO. En realidad, para mucho de sus fans, esta canción es casi lo más que se ha acercado nunca Damien a un hit.

"Gillian Was A Horse", tuvo su propio single y se convirtió después en la canción que abria uno de los mejores discos del de Seattle, "Caugh in the trees" (2008).

No es habitual que Damien comparta el trabajo de composición con otros artistas. En "Gillian Was A Horse" lo hizo, contó con la participación de Jenna Conrad que además, es la preciosa voz femenina que le acompaña bien y mucho rato. En la gira española de 2.008 de Damien, Jenna Conrad, además de hacer voces, tocó batería y chelo; del bajo y las teclas se encargaba Erick Fisher, productor habitual de Damien y buen amigo. Eso sí, en parte de ese concierto, Jenna pasó a tocar teclados y Erick a asumir el rol de baterista.

En una entrevista con motivo de la gira de presentación de "Caugh in the trees" (2008), Damien contaba: "Eric y Jenna estuvieron ahí durante el difícil periodo en que esas canciones (N. de R: la separación de su mujer tras 13 años de matrimonio y un hijo) están basadas. Son mis mejores amigos, han vivido conmigo mis momentos más duros y me han visto llorar algunas veces".

Venga, feliz viernes. Pasa el finde, y llega el lunes. Por una vez, deseamos que ocurra. Pero sin prisa, que ya hemos visto muchas veces a Damien en concierto.

Hay canciones que son la única medicación que conocemos para aliviar, que no combatir, las enfermedades imaginarias, esas ante las que las que la ciencia, milenios de progreso y de observación de números y experiencias pautadas sirven para poco menos que nada. Una de estas canciones auxiliadoras, misteriosas y emocionantes se titula precisamente "Medication", su creador es DAMIEN JURADO, y abre perturbadora y anestésicamente uno de los discos más ásperos y duros de roer del cantautor norteamericano, "Gosth of David" (2.000) y, como ocurre con frecuencia, uno de los de más largo recorrido.

Para inaugurar esta mañana de jueves, te sugerimos esta pieza de folk songwritter en estado puro, absolutamente acústico, cantado casi en recitativo y con -exceptuando unas discretas y ocasionales percusiones- la única compañía de su guitarra.

Sólo podemos querer a quien dice cosas como estas:

“La Biblia es el libro que más me ha influido en mi vida personal, sí. Dios es quien guía mi vida. ¿En mi carrera? No. El libro más influyente en ese sentido sería cualquiera escrito por Allen Ginsberg”

"Componer es como una terapia. Sí, la música es una buena medicina”

En menos de tres minutos difícilmente pueden plasmarse tantas y tan buenas cosas en una canción como las que despliega DAMIEN JURADO en "Caskets", de "Caught In The Trees" (2.008), que pasa a ser el disco que más canciones (cuatro, con la de hoy) ha aportado hasta el momento a la lista (llevamos seleccionadas 21) de mejores canciones del cantautor de Seattle, al que veremos, por cierto, tocar en directo este lunes en San Sebastián.

Es este un disco menos lúgubre/espartano y más animado/relajado en cuanto a lo musical (melodías, instrumentación, ritmo y tempo...) que obras anteriores de referencia como "The Ghost of David" (2.000), "On My Way to Absence" (2.005) o incluso "And Now That I´m In Your Shadow" (2.006); no así en el apartado lírico, pues las letras de este discazo, tan dolientes y desesperanzadas como acostumbra, son autobiográficas, ya que versan en buena medida sobre lo que le ocurría -y le marcó durante años- cuando las compuso: la separación de la que fue su mujer (y madre de su hijo) durante 13 años.

Pocas veces un songwritter folk como Damien ha estado tan dotado para componer -y dotarlas de bellos arreglos- canciones pop-rock. En sus tres últimos discos (con la inestimable ayuda de R. Swift, amigo y productor influyente) su estilo ha dejado un poco el concepto folk virando a la psicodelia folk-rock y al sonido enmarañado; pero, se nos ocurre ahora, tampoco sería desdeñable que para los próximos álbumes probara Damien con un acercamiento al pop-rock de germen más o menos folkie/cantautor, pensemos en la music del siempre añorado Elliot Smith, de Vetiver, Beachwood Sparks, Matthew E. White, Robert Forster, Destroyer..., ya nos gustaría, ya, ver qué juego darían nuevas canciones de Jurado en esta línea, pero seguramente solo es una idea disparatada.

Ya lo dejó escrito en su tiempo, hace ya años, un crítico (no firma la crónica, no podemos poner su nombre) de la revista web Hipersonica al respecto de algunas canciones de este disco, no sabemos si pensando en este planteamiento o no, pero dicho quedó: "que Jurado puede dejar de ser delicatessen de unos pocos para convertirse en placer de muchos sin que se pierda nada por el camino".

Un aliciente extra de la sabrosa canción de Damien Jurado que ponemos hoy es disfrutar del visionado del video oficial de "Caskets", un cortometraje en toda regla firmado por Matt Daniels.

RETOMAMOS LA LISTA DE CANCIONES DE DAMIEN JURADO, el cantautor por antonomasia (para nosotros, je) del noroeste de EEUU. Y lo hacemos con "A jealous heart is a heavy heart", una de las menos conocidas de entre las que más nos gustan y una de las de inicio más espacial y suave, rozando el ambient. Hace este temazo ya el número 20 de la lista; casi estamos terminando el trabajo, qué pena.

Dos particularidades de la canción, además de la impactante belleza que le trae a esta selección de delicatessen "juradianas":

a) la participación decisiva de percusión electrónica -ritmos pregrabados o lo que sea, qué más da-, violín y teclados

b) que cierra (es la canción número 12) primorosa y discretamente el estupendo disco "On My Way to Absence", datado en 2.005, el que tiene créditos más largos de su discografía (participan hasta 15 personas en interpretación y producción; esencial el papel del productor e instrumentista Eric Fisher, que trabajó bastante con Damien hasta 2.007) y del que ya hemos incorporado a esta lista "White center" y "Lion tamer" y del que caerán no menos de otras dos. Es, hasta el momento, la única del lote de 20 canciones que cierra un disco.

Al terminar (¿o era antes de comenzar?, probablemente alguien podría decírmelo) el emocionante concierto de Damien (en solitario) en la sala Gastezena de Egia (San Sebastián) , hace ahora unos seis años.

Vamos a recordarlo con una canción inolvidable, "Kansas City", publicada en su disco "Saint Bartlett" , precisamente el mismo año en que se hizo la foto. Ah, pasa a nuestra lista de mejores canciones de Damien Jurado con el nº 19. Más o menos, lo dejaremos cuando lleguemos a 30. Paciencia, por tanto.

Otra cancionaca de Damien para la colección. No encontrarás muchas, ni siquiera dos o tres tan descaradamente rockeras como esta de hoy "Paper Wings", por mucho que busques entre sus 14 discos. Porque si indagamos para encontrar canciones de DAMIEN JURADO que se salgan de ese folk unipersonal, intimista y doliente, parco en instrumentación, sobrio en sonido y calmo en el ritmo que asociamos a la music de este cantautor norteamericano, no solo debemos buscar en su discografía más reciente. Qué va.

Tras la hasta entonces su obra cumbre, "Rehearsals for Departure" de 1999, el siguiente disco incontestable del genio de Seattle fue "I Break Chairs", salido en 2.002 y grabado con la banda Gathered in Song, nombre de uno de de sus eps de la época.

Estamos ante un álbum estupendo, a redescubrir, rarito, con temas variados, tonos emocionales dispares y de estilos musicales bien distintos según transcurren las canciones. Desde el rock eléctrico con un inusual bajo omipresente, guitarrazos a tutiplén y ritmo rapidito y sostenido que podría recordar por momentos a Bruce en composiciones como esta impresionante y escueta "Paper Wings" que ponemos hoy y que abre el disco, hasta el folk entrecortado con aires de psicodelia de "Like titanic", pasando por sedosas baladas alt-country-slow como "Air Show Disaster", o el pop-rock cuyo impecable esqueleto compositivo apunta a canciones futuras que esconde "Lose My Head", temazo que, a pesar de que tiene ya 15 años, no es difícil descubrir en el set-list de sus conciertos más recientes.

Seguramente, "I Break Chairs" (2.002) es uno de los álbumes más poliédricos, y capicúas de Damien, y no por la fecha de publicación del disco sino porque da lo mismo por dónde comiences a escucharlo.

Nos quedamos, pues, para la lista con "Paper Wings", quizá más por lo que supone de rareza, rockera total, dentro de la obra de Damien Jurado que porque sea una canción tan deslumbrante como tantas otras firmadas por él.

Aparece en este disco modélico de folk-rock de primeros de milenio, "I Break Chairs" (2.002), del que fácilmente podríamos elegir otras tres o cuatro para nuestra selección "30 de las mejores canciones de Damien Jurado". Nos va costar quedarnos en tan pocas, je. Por cierto, llevamos ya..., veamos... bueno, recapitulamos y las enumeramos dentro de un momento, y lo publicamos más tarde, con otra canción para la lista, que ya sabemos cuál va a ser.

Va, rockeemos un poco de buena mañana con este temazo de menos de tres minutos.

Sábado. Nublado, lluvioso por momentos, melancólico, parado. Ni triste ni alegre, pero más lento que rápido, más calmo que excitado, más sentado que de pie. En otras palabras, el día perfecto antes y después del desayuno, para escuchar durante media hora en bucle, es decir, seis veces seguidas, una de las canciones eternas de Damien Jurado.

"Tonight I Will Retire", una de esas sigilosas obras maestras que se cuelan disimuladamente en la discografía del genio de Seattle y a cuya letra mejor no prestar mucha atención en un día gris como este ("Esta noche me retiraré", ejem, va de un hombre a punto de suicidarse), pertenece a uno de los mejores discos de Damien, "Ghost Of David" (2.000), divisible en dos partes. Una primera, de desarmante y sublime sencillez en plan folk sedoso y confesional (nuestra preferida, claro), que se abre con la impecable "Medication" y contiene, además de la canción que hoy comentamos, minas emocionales y material de primera, como "Great Today", y una segunda parte, más diversa, rítmica y riesgosa, incluso experimental en algunos temas, que admite hasta piezas de rudo garage/rock como "Paxil"

La canción que hemos elegido para hoy, "Tonight I Will Retire" es casi una curiosidad en lo instrumental: absolutamente acústica, nada de guitarra, solo un piano y una mínima percusión. Además, claro, de la inconfundible e hipnótica voz de Damien Jurado que, en primerísimo plano, cantando divinamente y concediendo unos breves silencios para que la melodía penetre sensualmente su texto, va soltando sus versos a modo de susurro en lo que parece un primoroso recitativo pero esconde una canción pop-folk con todas las letras y una composición para voz admirable. Alcanzar el máximo de expresividad con el menor despliegue de recursos, un logro solo al alcance de los elegidos.

Parece que no ocurre nada en el desarrollo de la canción, minimalista en extremo (la melodía expresada por el piano, impresionista y casi ambiental, apenas varía y la percusión es un continuo sin variaciones) pero en realidad está ocurriendo algo, fluye delicadamente un torrencial de emoción que conquista y atrapa al oyente, avisado desde los primeros diez segundos de que se encuentra ante una canción de frágil y evocadora belleza que no le interpela directamente ni le reclama pero le acaba envolviendo, poco a poco, con una cercanía y una dulzura sin azúcar que ni engorda ni daña la salud pero, a su manera, alimenta, proporciona energía de la que se consume lentamente, y, quizá más relevante, enriquece ese guiso mental que seguimos sin saber cocinar.

MIÉRCOLES, ha hecho un día bastante chulo en lo meteorológico, nos alegramos ayer de que el Madrid pasara a semifinales de Champions, y estamos contentos porque cada vez viene más gente a La Estación de Neguri, y porque la nueva expo del pintor bilbaino Pablo Urrutia está gustando mucho, y porque mañana estrenamos por fin la caña de La Salve Munich, la oscura, que tiene un sabor increíble y un color, casi rojizo, flipante..., a ver si agrada tanto como la rubia, que tiene seducida a toda la clientela...

pero nosotros a lo nuestro: SEGUIMOS HABLANDO DEL CANTAUTOR DE SEATTLE (EEUU) DAMIEN JURADO.

¿Una de las canciones que más nos han llegado siempre al corazón, una de esas de amor y despedida casi sin hueco para la esperanza, que Damien Jurado componía tocado por la gracia divina, sobre todo hace años, cuando el asuntito de la relación de pareja le causaba tantos contratiempos y neuras?

Taremos hoy aquí "Everything Trying", del disco "Caugh in the trees", del que llevamos ya varias canciones seleccionadas para la lista de 30 mejores de la discografía del cantautor de Seattle, lo que da una idea del discazo de que estamos hablando.

Hemos pillado, trasteando por la Red, esta traducción al español de "Everything Trying" con buena pinta, y es por ello que la ponemos:

"Te he llamado sólo para decirte que estoy pensando en ti,
pero eso no me hace sentir mejor
porque a través del teléfono no puedo verte
Pero me encantaría volver contigo
y me encantaría volver a navegar junto a ti
Me encantaría volver
y admitir que no fue culpa tuya
Pero estoy ya cansado
y no estoy dispuesto a admitir
que únicamente fui yo el culpable
el único que se equivocó.
Pero me gustaría volver a estar contigo
me gustaría regresar junto a ti
me encantaría volver a navegar junto a ti
Pronto volveré a navegar
en la profundidad de tus ojos azules".

No serán pocos los aficionados al buen cine que hayan conocido a Damien Jurado por esta canción. Aparecía "Everything Trying" en la estupenda "La gran belleza", de Paolo Sorrentino (2.013), y era de lo mejor de su ecléctica banda sonora -por no decir inclasificable o iconoclasta: iba de lo más elegante a lo mas ordinario; de lo más culto y elitista a lo más hortera; de lo más intimista, melancólico y sentimental a lo más extravertido y bailable-, en la que no faltaban grandes momentos musicales.

Si alguna vez escuchas a Damien hacer "Everything Trying" en concierto y coincide que es uno de esos días en que esta canción (que es tan especial para él, siempre lo ha dicho) vence al artista y la voz, la guitarra y la gestualidad de Damien logran trasmitir la emoción que le embarga cuando la interpreta, sabrás lo que es bueno. A nosotros nos pasó una vez, pudimos descubrir dónde demonios estaba el cénit, o quizá el verdadero secreto, de la música en vivo. Cuando nos ponemos estupendos, no nos cortamos ni un pelo, está claro.

Como comentario sobre esta canción, un internauta escribió en el blog de quien subió el video recomendando su escucha:

"Damien es simplemente genial, siempre duele pero siempre también, de alguna manera, alivia".

Cuesta imaginar una manera mejor y más directa de definir el efecto que causa este tipo de canciones de Damien Jurado en sus oyentes más atentos, y por tales nos tenemos.

Hemos estado dudando varios minutos si poner un video de Damien en directo solo con su guitarra y su voz en un teatro parisiense interpretando este temazo hace solo un par de años (teclea en youtube "Everything Trying - Paris Café de la Danse" y puedes verlo), y después, la duda nos ha venido con otro video en el que la recrea de noche en un parque con una cantante (teclea "Sad Songs in Chicago - Damien Jurado & Kelli Moyle"), pero al final nos inclinamos por la versión original del disco, que es tan perfecta, con todo su acompañamiento instrumental y tal, que es imposible resistirse.

"And I would sail back to you"....

y la despedida de la canción, repetida varias veces:

"I'll be sailing on your deep blue eyes..."

Venga, a disfrutar, que no todo va ser fútbol, política y problemillas cotidianos

Estamos poniendo canciones de la última época de Damien, pero no porque no las hiciera igual de fantásticas en sus primeros discos. En concreto, el que pasa por ser uno los mejores discos de Damien Jurado, está fechado en un ya lejano 1.999 y merece ser descubierta por cualquier aficionado a la music de singer/songwritter. Se titula el disco "Rehearsals for Departure", y la cancionaca seleccionada hoy, "Ohio".
Inolvidable y absoluta candidata a esa lista de 30 canciones perfectas de nuestro hombre, al igual que otras tres o cuatro de esta joya del folk-rock americano que es "Rehearsals for Departure" .
Dylaniana, sí, esta maravilla de "Ohio", pero también recuerda a Nick Drake y, cómo no, a otro de nuestros héroes de las pequeñas canciones eternas, Townes Van Zandt.
Sencilla directa al tema, y exquisita a más no poder, con guitarra, voz y armónica, además del tarareo marca de la casa, "Ohio" siempre estará ahí.

Venga, para despedir este jueves con récord, va la tercera del día, y una de nuestras superfavoritas de Damien Jurado.

Tiene "White Center" (que abre de modo inmejorable el estupendo disco que es "On My Way to Absence ", de 2005) ritmo, cadencia y estilo más ligero y animado de lo habitual en la discografía de Jurado.

Es "White Center" una canción tranquila, con poco texto y melodía parca y nada floreada y cantada suavecito y sin apenas cambios de voz; una delicia absoluta, en nuestra opinión.

Otros temazos de este disco, como la muy poppie (tratándose de Damien) "Lion Tamer" (ya incluida en nuestra lista), o "Lottery" y "Sucker", o como la electrificada y guitarrera "I Am The Mountain" (las cuatro, candidatas a la lista) se nos antojaron entonces más pop-rock que folk al uso.

Vamos, pues, con "White Center".

Esto es un no parar, seguimos re-escuchando a todas horas el cancionero de DAMIEN JURADO, con la finalidad de ir agrandando esta lista y de demostraros que nuestro cantautor favorito tiene más de dos docenas de canciones sublimes.

Una de las más incontestables, en nuestra opinión, es esta joyita, "Life Away From The Garden", muy original en concepción (esa entrada, los coros de niños que repiten a modo de eco lo dicho por Damien reforzándolo y otorgando cierto toque de misterio, ese teclado casi omnipresente...) y un sonido tan armado y peculiar, perteneciente a "Maraqopa" (2.012) que -quizá junto a "Saint Bartlett" (2.010)- es su mejor disco de los últimos diez años, es decir, desde el sublime "Caught in the Trees" (2.008). Por cierto, es hora ya de que aparezca aquí reseñada la cancionaza titular de "Maraqopa", pero habrá que esperar.

Temazo. Con su habitual esquema: Intro-desarrollo y cambio de tono, vamos arriba, a dar la nota y al estribillo, con ese alto tan sentido pero sin imposturas ni excesos pirotécnicos que nos tiene obnubilados desde hace años.

Un prodigio de melodía, amigos. Sencilla, perfectamente memorizable y tarareable (oooo, oooo...., y es que es música popular, joé) y mágica, como es norma en las que compone Damien.

"All of us light, All of us Free
All of us light, All of us Free
All of us light, All of us Free
All of us light, All of us Free"

Hasta ahora, las 15 canciones de la discografía de DAMIEN JURADO (incluida la de hoy, "Arkansas", de 2.010, dentro de "Saint Bartlett") seleccionadas como mejores por quien suscribe son, puestas en orden cronológico de edición de los discos que las contenían, las que enumeramos más abajo.

Quedan por presentar en este prolongado post muchas de las que más nos gustan del cantautor de Seattle, una de las más musicales ciudades bañadas por el Pacífico en EEUU, pero la relación actualizada nos sirve para orientarnos un poco.

Hay en la lista canciones pertenecientes a 8 DISCOS GRANDES de Damien. No está mal: solo carecen de representación en la lista cuatro de los que ha publicado. Son estos:

- el primero, "Waters Ave S", de 1997, y el tercero, "Postcards and Audio Letters" (2.000); ambos, los que menos a fondo conocemos

- curiosamente y sin mayor motivo, tampoco ha aportado canciones su cuarto disco, "Ghost of David" (2.000), obra que cualquier seguidor de Damien calificaría de más que meritoria y del que extraeremos, seguro, uno o dos temas (estamos pensando. ahora mismo, en la pianística, extensa y casi en recitativo"Tonight I Will Retire") para esta lista de 20 ó 30 temas que llevamos confeccionando desde hace ya un par de semanas

- tampoco hemos incluido en esta lista que hasta ahora no ha seguido apenas patrón en materia de discos ni fechas, canción alguna de "Where Shall You Take Me?" (2.003), que es discazo, y nos encanta, pero la omisión se soluciona rápido: una o dos caen fijo: "Omaha", Texas to Ohio", "Abilene" y la hipnótica "Intoxicated Hands" son las más claras candidatas.

TAMPOCO hemos traído a la lista UNA SOLA CANCIÓN DE LOS EPS, singles y CD-r que pueblan la amplia discografía de nuestro cantautor favorito. Habrá que corregir esta carencia, porque alguna cancionaca hay (la delicada "Now you're swimming", por ejemplo, solo está en el ep "Holding His Breath" que publicó el sello Acuarela de nuestro amigo Jesús Llorente allá por 2.003) que solo se puede encontrar en estos discos pequeños, menores en dimensión e incluso quizá en ambición artística, pero siempre interesantes para el aficionado caprichoso y completista.


LA LISTA. DE MOMENTO, pues, es esta:

1) "Ohio". Disco:"Rehearsals for Departure" (1.999).

2) "Paper Wings". En "I Break Chairs" (2.002).

3)"Lion Tamer". En "On My Way to Absence ", de 2005
4) "Hoquiam". En "And Now That I'm in Your Shadow" (2.006)
5) "And Now That I'm in Your Shadow". En el disco del mismo título.
6) "I Am Still Here". En “And Now That I'm in Your Shadow" (2.006)

7) "Everything Trying". En "Caugh in the trees", de 2.008
8) "Go First". En "Caught in the Trees", de 2008
9) "Sheets". En "Caught in the Trees", de 2008.

10) "Cloudy Shoes". En "Saint Bartlett" (2.010).
11) “Arkansas”.En "Saint Bartlett" (2.010).

12) "Reel to Reel". En "Maraqopa" (2.012)
13) "Museum of Flight". En Maraqopa. (2.012)

14) "Metallic Cloud". En "Brothers and Sisters of the Eternal Son"
(2.014)

15) "Qachina", de su último disco 'Visions of Us on the Land' (2.016)

CONCIERTO DE DAMIEN JURADO.
APUNTA LA FECHA: 2 DE MAYO, ¡LUNES!, EN SAN SEBASTIÁN.

Tocará Damien en un recinto muy apropiado, la casa de cultura de INTXAURRONDO, donde actuaron no hará más de un par de meses los getxotarras MCENROE, que nos trasladaron magníficas impresiones de la acústica y de la sala en general, y donde disfrutamos hace pocos meses de un concierto soberbio de la gran Alela Diane con su delicioso folk-country vocal. Nos encantó el sitio, aunque quede a semano del centro. Total, un lunes...

La anticipada para el concierto de Damien el 2 de mayo sale a 12,90 euros, gastos incluidos. La fecha la sabíamos desde hace tiempo, pero manteníamos alguna duda (se presumía banda) sobre el formato con que se presentaría. Pues ya está resuelto el tema: el concierto de Donosti será con BANDA AL COMPLETO, un total de seis miembros.Trae Damien una chica para acompañarle a las voces, Anna Lynne Williams; a la guitarrista Courtney-Marie Andrews, el teclista Barry Uhl, el batería Frank Lenz y el bajista Orlando Greenhill. Al parecer son “experimentados músicos de California, Seattle o Phoenix, algunos de ellos ya con discografía propia a su nombre“, leemos en MondoSonoro, preciada web de la que hemos extraído esta info. “Sí, banda al completo. Son músicos con los que no había tocado hasta ahora. Es importante para mí, porque el tocar con gente diferente aporta potencialidades distintas al directo” se explica Damien en entrevista en esta página musical.

Ya hemos dicho otras veces que preferimos a Damien solo con su guitarra en los conciertos, pero la verdad es que la mayor parte de las veces que le hemos visto tocar (Santoña, Madrid, Barcelona, Castellón, Santander y San Sebastián por duplicado…) lo ha hecho en solitario y que este nuevo disco suyo mola escucharlo con más ropaje instrumental y vocal, dada su complejidad. La duda, de todos modos, queda ahí. Por dos razones: 1) nos cuesta creer que con banda consiga recrear satisfactoriamente el sonido del disco, por complejo y porque Damien aun -que nosotros hayamos visto- no ha conseguido extraer a una banda en directo prestaciones siquiera buenas sin más, esdecir, sonar bien y reproducir dignamente el disco y 2) la curiosidad (y casi garantía de éxito en la tarea) de ver cómo traduce al folk acústico de mínimo formato las canciones del nuevo disco es un aliciente tremendo de cualquier concierto de Damien.

Esta gira de Jurado vuelve a ignorar la existencia de BILBAO, la mayor ciudad del Norte peninsular y la más activa en programación musical. Habrá que preguntarle al propio Damien (y también a algún conocido nuestro, profesional del ramo) por qué ocurre esto (jamás ha tocado en Bilbao ni en Bizkaia), que ya nos tiene intrigados la cosa. Nos tememos, de hecho es casi seguro, que es Bilbao quien pasa de Damien, más en concreto, que los promotores de conciertos de la ciudad no confían en la pegada de nuestro cantautor favorito a la hora de vender entradas y, claro, hacen oídos sordos, una y otra vez a lo largo de los años, a las llamadas- que suponemos acontecen- de quienes mueven la gira del cantautor de Seattle. ¿Y por qué, entonces, nos preguntamos, ha llenado Damien Jurado un teatro, el Victoria Eugenia y una sala de las grandes, el Gastezena -en programa compartido con Josh Rouse, a quien arruinó la noche, y es que no hay color- en Donosti en sus giras anteriores?

Venga, dejémoslo aquí, y escuchemos una de las canciones que caerá sí o sí en el concierto de ese primer lunes del mes que viene. No en vano es una de las mejores de su último disco, “Visions Of Us In The Land” que lleva apenas unas semanas en el mercado.

La producción de RICHARD SWIFT en este cuatro disco consecutivo en que trabajan juntos es, más que nunca, muy identificable. “Me encanta trabajar con él. Es un gran amigo y un productor fabuloso, y no descarto seguir trabajando con él durante el resto de mi carrera” cuenta Damien, que, además de reafirmarse en su decisión de cambiar de sonido y superar el ámbito más o menos canónico del folk-rock, parece señalar con el dedo a alguien: "Muchos de los músicos actuales hacen que sus discos suenen igual durante toda su carrera”.

(Y qué, podríamos responderle, ahí siguen dándolo todo M. Ward, Lucinda Williams,Tindersticks o Mogwai, muchos años ya casi a piñón fijo, y a plena satisfacción de todo el mundo. Y es que no todo el mundo puede ser Sufjan Stevens, Thom Yorke, Mark Kozelek o Pj Harvey, genios del cambio en materia de sonido y estilo. Y, además, quizá no quieran serlo).

Se le ve contento a Damien con el trabajo de Swift, que, además de su propia carrera discográfica, ha trabajado como productor tambien para The Shins, Stereolab o The Black Keys. Pues nada, qie siga haciendo lo que dicten su intuición y su experiencia. Nosotros, encantados. Pero tampoco nos importaria nada que grabara un par de discos folkies y melancólicos, más sencillitos y con un sonido menos manipulado que estos tres últimos.

Va, la canción que sumamos a NUESTRA LISTA (y van trece) es:

"Qachina", de 'Visions of Us on the Land' (2.016), quizá la más celebrada de las que componen su nuevo disco y exhibida en el que probablemente sea el mejor (o al menos, el más elaborado) video que jamás haya recreado una canción de Damien.

Ya hemos comentado alguna vez que Jurado no ha hecho jamás un disco no ya mediocre sino simplemente bueno, pero este, desde luego, es uno de los seis mejores de su (inmaculada) carrera discográfica, que es mucho decir. Porque nuesto amigo Damien lleva publicados, con este último "Visions of Us on the Land" recién salido al mercado, catorce discos/discazos con canciones originales.

Al tema: si "Sheets" no es la canción folk-rock de cantautor perfecta, que se atreva alguien a decírmelo a la cara.

¿Ha hecho alguna vez DAMIEN JURADO una canción pop-rock estupenda, sencillita, incluso simple, convencional (en el buen sentido de la palabra), hasta el punto de que fuera radiable en los 40 o en programas de similar exigencia artística sin que nadie de su selecta audiencia se queje por que le han colado una canción demasiado buena o con arreglos o sonidos raros?

Pues sí, la ha hecho, y es una rareza en su discografía, pero siempre nos ha encantado. Durante años, no terminábamos una fiesta sin poner, para terminar, esta cancion, en plan himno y tal, y no una sino muchas veces seguidas. Cosas de la ebriedad.

Se titula "Lion tamer", aparece en otro disco soberbio de Damien, "On My Way To Absence", publicado en 2005.

Veamos si te gusta. A nosotros, desde el mismo comienzo del tema nos tuvo ganados.

Página 1 de 2